On Screen Facebook Popup by Infofru

Recibe las actualizaciones en Facebook. Haz clic en el botón debajo

Close

Internacionales

La policía política de Venezuela allanó en la madrugada del jueves las residencias de dos colaboradores del líder opositor y jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en el este de la capital, Caracas. Roberto Marrero, director de despacho del presidente del Congreso, fue detenido tras el registro, confirmó el diputado Sergio Vergara a reporteros.

Las viviendas de Marrero y del diputado opositor Vergara, que son vecinos, fueron registradas pasadas las 02:00 de la madrugada por varias decenas de miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), la policía política, que se presentaron en el lugar con los rostros cubiertos por pasamontañas y armas largas

“En este momento están entrando en casa del diputado Vergara y en mi casa un grupo fuerte del SEBIN”, dijo Marrero, el más estrecho colaborador de Guaidó, en una grabación telefónica en la que se escuchan de fondo fuertes golpes.

“Lamentablemente llegaron a mí. Sigan en la lucha. No se detengan. Cuiden al presidente”, agregó el opositor.

Dos de las puertas del apartamento, una de hierro y otra de madera, fueron partidas a golpes y sacadas de sus bases para entrar por la fuerza al apartamento de Marrero, relató a The Associated Press el diputado opositor Carlos Berrizbeitia tras ingresar al lugar, donde aseguró que varias gavetas fueron abiertas y se lanzaron objetos al suelo.

“Los cuerpos de seguridad siguen secuestrando a los ciudadanos”, dijo Vergara a la prensa. El legislador denunció además que, mientras lo sacaban detenido de su casa, Marrero le gritó que le “habían metido dos fusiles y una granada” dentro de la vivienda.

Al condenar la detención de su más estrecho colaborador, Guaidó expresó en un mensaje en Twitter que se desconocía el paradero de Marrero y exigió su inmediata liberación.

Horas después del incidente, Guaidó, a quien más de 50 países reconocen como presidente interino de Venezuela, se trasladó al edificio donde viven Vergara y Marrero, en una exclusiva urbanización del municipio capitalino de Baruta, donde se reunió con algunos diputados y colaboradores.

En nombre del gobierno de Colombia, el canciller Carlos Holmes Trujillo rechazó la acción contra los dos colaboradores de Guaidó e hizo un llamado a la comunidad internacional a través de Twitter para exigir respeto a la libertad, a la vida y la integridad de los opositores.

Marrero y Vergara acompañaron a Guardó durante una gira por Sudamérica a finales de febrero.

Acceso: 

Los dos mayores grupos yihadistas del mundo, el autodenominado Estado Islámico y Al Qaeda, han publicado las últimas horas sendos comunicados en los que animan a sus seguidores a vengarse por el doble atentado del pasado viernes contra mezquitas de Nueva Zelanda, que causaron 50 muertos.

La organización Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), la rama de Al Qaeda más activa, prometió vengarse por las víctimas de Nueva Zelanda, y ordenó también a los “lobos solitarios” yihadistas que atenten contra los líderes de “la derecha extremista de los cruzados y toda persona que haya mostrado apología a esa operación cobarde”, en un comunicado emitido por su brazo mediático Al Andalus.

Además, afirmó que este atentado demuestra “la realidad que varios intentan esconder: la batalla con el Occidente cruzado es religiosa”, y que los “cristianos” (en referencia a los países occidentales) lanzan desde hace siglos una guerra de cruzadas contra los musulmanes, su religión y su potencial”.

El Gobierno de Venezuela denunció la “ocupación” de varias sedes diplomáticas en Estados Unidos, mientras el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de medio centenar de países, aseguró que el presidente, Nicolás Maduro, está débil.

La Cancillería de Venezuela denunció que “sus sedes diplomáticas en Estados Unidos están siendo ocupadas de manera forzosa por parte de personas que cuentan con el respaldo público del gobierno estadounidense y actúan como sus agentes”.

La declaración se produjo después de que Carlos Vecchio, representante de Guaidó en Estados Unidos, anunciara la toma del control de la agregaduría militar de la nación caribeña en Washington, así como de otro edificio y del consulado en Nueva York. Según Vecchio, estas medidas tienen la intención de asegurar los bienes y activos de Venezuela en Estados Unidos.


El Gobierno de Maduro replicó exigiendo a las autoridades estadounidenses”que cumplan con sus obligaciones de derecho y tomen las medidas necesarias para revertir de manera inmediata dicha ocupación forzosa de hecho, en cumplimento de lo previsto en (…) la Convención de Viena”.

La Cancillería también señaló en su comunicado que si el Gobierno estadounidense “persiste en el incumplimiento de sus obligaciones internacionales” y no protege estos edificios, Venezuela se reservará “decisiones y acciones legales y recíprocas correspondientes” en su territorio. “Las sedes diplomáticas de Venezuela en Estados Unidos sólo pueden ser utilizadas por los agentes diplomáticos oficiales que representan al gobierno democrático y constitucional del presidente Nicolás Maduro”, se añade en el texto.

Mientras tanto, Guaidó continuó este lunes tejiendo alianzas y mantuvo reuniones con representantes de sindicatos y de movimientos sociales en la sede del Parlamento, desde la que reiteró que continuará su gira para exponer sus razones a todos los venezolanos.

El opositor inició este recorrido por Venezuela el pasado fin de semana, en lo que ha llamado “operación libertad”, que, según ha anunciado, llevará a los opositores a manifestarse a las puertas del palacio presidencial de Miraflores. Varios sindicatos se comprometieron hoy a acompañarlo en los próximas movilizaciones de calle, que por ahora no tienen fecha definida. “Vamos en búsqueda de incorporar a todos los sindicatos, a los gremios (…) para que se incorporen en esta gran cruzada que vamos a acompañar a nuestro presidente encargado Juan Guaidó”, dijo José Gregorio Caribe, coordinador en Caracas de la plataforma Frente Amplio (FAVL), que agrupa a opositores y disidentes del chavismo.

Brenton Tarrant, australiano de 28 años, es el presunto responsable de los ataques a la mezquita de Al Noor, cerca el Jardín Botánico, y a la aledaña Linwood, que dejaron 49 muertos y casi medio centenar de heridos, entre ellos menores.

El sospechoso, quien al entrar al tribunal del distrito de Christchurch fuertemente custodiado hizo un gesto característico de los grupos supremacistas blancos (juntar los dedos pulgar e índice), deberá comparecer el próximo 5 de abril ante el Tribunal Superior.

“Era su absoluta intención continuar con estos ataques” cuando fue detenido, añadió Ardern que ayer calificó la masacre como un “ataque terrorista”.

Al menos 49 personas murieron en el ataque terrorista el viernes contra dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda. Treinta personas murieron en un lugar. Más de 20 personas resultaron heridas en los ataques.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que ninguna de las cuatro personas, tres hombres y una mujer, que fueron arrestadas en relación con los ataques estaban en las listas de vigilancia.

Ardern dijo que los ataques fueron “sin precedentes” y “a diferencia de todo lo que hemos experimentado antes”.
Página 1 de 202

Acceso sin limites

No tendría palabras para definir el trato que me han brindado sus productores, primero cuando labores para ellos en radio y ahora en esta naciente idea de televisión. Cuando fui elegido para estar de cerca con esta pareja, sentí una gran satisfacción al saber que siguen tomando en cuenta mi labor en este fabuloso mundo del deporte.